No depende de un estudio de viabilidad financiero

El bufete de abogados Central Reductora de Deudas le ofrece la auténtica solución al problema de la acumulación de deudas que ya resultan impagables con los ingresos disponibles.

La solución a este tipo de situación angustiosa no pasa por refinanciar, es decir, por pedir un préstamo para pagar otro préstamo. En primer lugar porque seguramente, si debe varios préstamos que ya no puede pagar, esté en alguna lista de morosos como Asnef o Bandexcug, con lo que no le aprobarán ninguna financiación. Y, en segundo lugar, si se lo dieran aumentaría de manera considerable su endeudamiento debido a las comisiones, gastos e intereses que conlleva solicitar un préstamo y cancelar otro/s.

Sin embargo lo que le ofrece Central Reductora de Deudas es lo razonable, lo que hay que hacer, lo que está previsto en la Ley: Usted tiene derecho a tener una Segunda Oportunidad. Nada que ver con pedir más préstamos. Se trata de retener las deudas existentes para, mediante una gestión eficaz por medio del recurso legal del Concurso de Acreedores, rebajarlas entre el 50 y el 100% dependiendo de su situación económica. Y si es que le queda algo que pagar, podrá hacerlo en 5 o 10 años y ¡Sin intereses!

Como no se solicita un nuevo préstamo no existirá el estudio financiero habitual que incluye la comprobación por parte de las entidades financieras de las listas de morosos. Lo que hay es el buen uso de la Ley, en concreto de la Segunda Oportunidad.

¿Cómo es posible que los acreedores rebajen las deudas?

Porque cuando una persona se declara en Concurso de Acreedores está haciendo una declaración pública de la deuda total que tiene, es decir, se le hace saber a cada uno de los acreedores cuánto debe el deudor, con la garantía total que supone una mediación judicial. En pocas palabras: en tal situación se hace necesario repartir lo que hay entre todos, pero sin poner en riesgo la manutención del hogar del deudor.

Pero es fundamental que esté bien gestionado. Yo hablo por la experiencia de nuestro despacho, Central Reductora de Deudas. Nosotros velamos porque todo salga correctamente.

Y si debe mucho y no tiene para pagar porque sus ingresos son tan bajos que realmente no puede; no tendrá que pagar más. Se acabó.

Un detalle fundamental es que, si bien hay una mediación judicial durante el proceso, no hay juicio en sala.

En realidad, declararse en Concurso de Acreedores cuando ya no hay bastantes ingresos para pagar las deudas, además de ser una solución real a la situación, es un deber de buen ciudadano. La Ley le ampara, no deje que las deudas le sigan machacando su vida y la de su familia.

Link a Formulario CRD

1 2 3 4 5 6 8 La hipoteca no se amplía 9 10 11 12